sábado, 17 de julio de 2010

¿Porqué los conflictos? ¿Porqué los permitimos?

Recomiendo leer:
Temas relacionados:

"Conquista al hombre airado mediante el amor; conquista al hombre de mala voluntad mediante la bondad; conquista al avaro mediante la generosidad; conquista al mentiroso mediante la verdad."
Siddharta Gautama

Siempre tenemos problemas con el prójimo, aveces porque no lo entendemos, aveces por cuestiones de gusto y en muchas ocasiones sin razón. Nadie en esta vida quiere vivir incomodo y mucho menos atormentado por posibles peleas, ya sea en el hogar o en la quehacer diario. Hay que aprender a ver el punto de vista del prójimo y ayudarle a éste a resolver sus problemas o conflictos. Así también resolvemos nuestros propias problemas.

"La gente que combate el fuego con fuego, usualmente termina con sólo cenizas."
Abigail Van Burén


¿Y que pasa si aun no me entiende, que pasa si el comienza?

Conviértase Ud. en una persona altruista y bondadosa. Ayude a otros con sus consejos, sin discriminar. Esfuércese en comprender el punto de vista de otros, y lograra Ud. la tranquilidad. Cuando empezamos a compreder al prójimo, empezamos a dar los primeros pasos en el camino de la felicidad y el éxito.

Las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista"
Mahatma Gandhi

Lo intento, pero no puedo...

Tenemos que comprender que todo ser humano tienen un "Yo" que quiere resaltar, hacerse sentir, estar al tope,etc., Y precisamente éste es el lado débil del ser humano. Ud. también tiene ese lado débil. No caiga en los mismo errores ajenos. Nunca diga "Yo". No seas egoista. Diga siempre "Nosotros". Quien se domina puede también dominar a los demás.

Y cuando alguien se domina se refiere a que disuelve su "Yo". Si Ud. quiere triunfar en la vida debe disolver el Yo. Para hacer esto debe desintegrar todos sus defectos. Si Ud. quiere desintegrar todos sus defectos, no los condene ni los justifique; Compréndalos.

¿Qué es la Evolución?
"La Evolución es superar las circunstancias, no es evadirlas. No es una instantánea curación psíquica-mental o biológica, sino es tomar conciencia de ellas, comprenderlas y tomarnos el tiempo necesario para curarlos aún así nos tome una o más encarnaciones. Es aprender a vivir con los temores o traumas y no detenerse. Para el común de las personas las circunstancias aparentemente desagradables son llamadas problemas, mas para el sabio son llamadas Oportunidades."

Cuando condenamos un defecto, lo escondemos. Cuando justificamos un defecto, lo robustecemos espantosamente. Tenemos que comprender nuestros defectos. Porque al comprender los defectos sabemos qué lo refuerza, sabemos como nos hace reaccionar, sabemos que ocasiona y sabemos como dominarlo. Cuando comprendemos un determinado defecto entonces lo desintegramos completamente.

Recuerde Ud. que Dios, el Espíritu , el Ser interno de cada hombre y de cada mujer y de cada criatura, jamás es el "Yo". El verdadero Ser es Divino, Eterno y Perfecto. El "Yo" es el demonio,el diablo, el satán. El "Yo" no es el cuerpo. El "Yo" es energético y diabólico. En el "Yo" esta la raíz de la miseria, la pobreza, los fracasos, las desilusiones, los deseos insatisfechos, los deseos violentos, el odio, la envidia, los celos,etc. Cambie Ud. su vida ahora mismo. Es urgente que Ud. comprenda en estos tiempos la necesidad de acabar con todos sus defectos para disolver el "Yo", el diablo, que es la causa de todos los fracasos. Cuando el "Yo" se disuelve sólo queda dentro de nosotros el Ser, Dios, la Felicidad. Dios es Paz, Abundancia, Amor, Felicidad y Perfección. Dios esta en todos nosotros, hagámonos caso, busquemos y escuchemos su voz, en nuestro interior siempre ah estado, siempre esta y siempre estará.

"No vayáis a buscar allá o acullá, porque el Reino de Dios está entre vosotros" 
Lucas 17, 21



"Nunca te dejes llevar por tus impulsos. Contrólate, compréndelos. Si alguien te fastidia sin razón alguna, no le hagas caso. No permitas que tu "Yo", te corrompa la vida. Si alguien te ha ofendido sin motivo ni razón justa es porque su "Yo" lo ah corrompido. No te enojes, apiadate de el. Ayudalo. Comprendiendo a tu projimo y ayudandolo encontraras la felicidad."





"Apenas amanezca, piensa todos los días: hoy encontraré a cualquier persona
que tenga alguna de estas faltas: que sea un  indiscreto, un ingrato, un insolente, un
embustero, un envidioso, un egoísta. Los desgraciados que tienen estos defectos es
porque no distinguen los verdaderos bienes  y los verdaderos males. Pero yo, que he
aprendido que el bien verdadero consiste en lo que es honesto y el mal verdadero está en
lo vergonzoso, yo, que conozco la naturaleza de quien comete la falta, que sé que es
hermano mío, no de sangre y de carne, sino por nuestra común participación en un
mismo espíritu procedente de Dios, no puedo  sentirme ofendido por su parte, ya que
nada de cuanto hago podría avergonzarme. En efecto, nadie podría despojar a mi alma
de la honradez; es imposible que llegue a enfadarme con un hermano y que pueda
odiarle. Ambos hemos sido hechos para obrar de común acuerdo, como los pies, las
manos, los párpados; como dos hileras de dientes, superior la una e inferior la otra.
Obraríamos, pues, contra la Naturaleza si fuésemos enemigos; y obraríamos así si
expresásemos disgusto y aversión con estos desdichados. "
Marco Aurelio


"No seamos egoístas ni nos dejemos llevar por esos impulsos que nos llevan al egocentrismo y a la apatía. Seamos generosos y amables con los demás. Seamos generosos y amables con nosotros mismos."
Samael Aun Weor


"Mata en ti el egoísmo reptil que te devora las entrañas, y aprendiendo a vivir para los otros hallarás el Sendero de tu Alma."
Oscar Ponce de León

"Jesús le contestó: El primero es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existe otro mandamiento mayor que éstos."
Marcos 12, 29-31 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada