miércoles, 21 de julio de 2010

La ley del Kharma

Temas relacionados:

La palabra sánscrita kharma significa en sí misma, ley de acción y consecuencia. Toda causa se convierte en efecto y todo efecto se transforma en causa que tendra un efecto. No existe causa sin efecto, ni efecto sin causa. Cualquier acto de nuestra vida, bueno o malo tiene sus consecuencias. Toda causa se convierte en efecto y todo efecto se transforma en causa.

Así como existe en este plano físico o tercera dimensión, diferentes tipos de leyes que debemos cumplir, tribunales y jueces que se encargan de velar porque se cumplan las leyes y castigar al que las viole, también encontramos en los planos superiores seres encargados de administrar el kharma de la humanidad, e indicarnos a través mensajes, la línea de conducta que debemos observar para equilibrar nuestra balanza interior, así como los requisitos que debemos cumplir para alcanzar la realización o perfección, que es la razón fundamental por la cual nos encontramos en el planeta tierra. Todos en nuestra actual existencia, estamos recogiendo lo que sembramos en nuestras vidas anteriores y a la vez estamos sembrando lo que recogeremos en la próxima. "Lo que el hombre sembrare, eso segará"

La ley tiene su conciencia y se ajusta sabia e inteligentemente el efecto a su causa, gobierna todo lo creado y es una ley inmodificable. Al no comprenderse esto, la humanidad no puede escapar de la cadena de consecuencias. Muchos no saben el porque de sus sufrimientos y de seguro los que creen tener "fortuna" jamas se han preguntado porque nacieron con aquellas condiciones. Cuando una persona siembra desgracias, causando daño a los demás, de hecho eso mismo vendrá a recoger.

Siempre esta en funcionamiento y por eso cualquier acto bueno o malo de nuestras vidas tiene sus consecuencias. Todo el mal que hagamos tenemos que pagarlo y todo el bien que hacemos nos será recompensado. Dios nos dió libre albedrío y podemos hacer muchas cosas, pero de todos modos nuestros actos tendrán que asumir una responsabilidad.

"No os engañeis; Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso mismo cosechara. El que siembra en los malos deseos, de sus malos deseos recogerá una cosecha de muerte. El que siembra en el Espíritu recogerá una cosecha de vida eterna. Así que no debemos cansarnos de hacer el bien; porque si no nos desanimamos, a su debido tiempo cosecharemos. Por eso, siempre que podamos, hagamos bien a todos."


¿Qué debemos comprender y reflexionar?

La ley del Kharma es una ley de compensación y no de venganza. Desgraciadamente, la gente en vez de preocuparse en comprender o investigar acerca de lo que le sucede, se justifican a sí mismos, se disculpan y se lavan las manos. Comprender íntegramente la ley del Kharma es indispensable para orientar el navío de nuestra existencia en una forma positiva y edificante.

"Por eso, cuando des limosna, no toques trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Pero tú, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha, para que tu limosna sea en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará."
Jesús de Nazareth

Cuando uno viene a este mundo trae lo que merece y por eso unos nacen en colchón de plumas y otros en la desgracia. Si en nuestra existencia herimos, ahora nos hieren; si matamos, ahora nos matan; si robamos, ahora nos roban y así, "con la vara que medimos ahora nos miden y con ventaja". Es posible que en vidas anteriores hayamos sido malvados y crueles, por eso recibimos tremendos males.

Hay otros que nacen en colchón de plumas con todas las comodidades para prepararse intelectualmente y llevan estilos de vida, para muchos envidiables; otros no tienen la misma suerte, pero tampoco sufren en lo económico. Sin embargo, hay otros que sufren espantosamente y deben mendigar para subsistir. Hay millonarios que padecen enfermedades incurables y no pueden comer lo que les provoca, por una úlcera u otra dolencia. Hay muchos pobres que tienen una salud formidable. La ley cobra a cada quien según sus faltas.

"Mata en ti el egoísmo reptil que
te devora las entrañas y
aprendiendo a vivir para los otros
hallaras el sendero de tu alma

Cuando ofrezcas a todos tu fruto
sin importarte el día de mañana
conquistaras la clave de la vida
bajo la sombra augusta de dos alas

Solo entonces el alma de las cosas
te sera sabiamente revelada y
anulando las leyes que nos rigen
seras libre del tiempo y la distancia"


Cuando la ley cobra y resultado es doloroso, la mayoría de las personas piensan que son inocentes, que no deben nada. Hay incluso gente que clasifica la justicia de "injusticia". Pero siempre debemos recordar que la Ley Divina a nadie da lo que no se merece. A cada quien le da según sus obras. Y cuando alguien recibe algo bueno ni se cuestiona.

"Todo lo bueno o malo que hemos hecho en una vida, nos traerá consecuencias buenas o malas para ésta o próximas existencias".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada