domingo, 17 de junio de 2012

Solo tú decides

Temas relacionados:


¡Mírame bien, no bajes la mirada!
¡Te reto a verme de frente!
A hablar claramente
antes de declararte derrotada...

Soy tu yo interior, tu identidad
verdadera... esa que fluye sin pensar,
ante la alegría y la adversidad..

Esa que a veces sale sin llamar...

Hoy estoy aqui frente a ti,
pues me desisto a verte sufrir....

No quiero verte vencida
ni por la vida acabada....

Tengo que ser duro contigo,
como maestro que impone castigo,
al niño que por flojera y juego
no cumple con su destino....


¿Tan poco te quieres? ....

¿Tan poco crees que vales? ...

¿Solo deseas de tus amigos lástima?
¡No! Querida estas mal, muy mal,
es mucho más importante aquel
ser que es digno de admiración y respeto...
Que vence obstáculos y sufrimieno....
Aquel que ante las adversidades crece
como roble, sin inmutarse
por los fuertes vientos,
aunque de sus hojas sea despojado....


No pretendo que seas de hierro e inmune
ante el dolor y el fracaso,
solo quiero adquieras
mas valor para continuar por la vida
con experiencia y amor...



No seas presa de la frustración y amargura,
mejor deja que esas lágrimas laven tus heridas
para que asi tu alma limpia
este de nuevo lista para el combate...

Vamos mirame de frente, así
sostenme la mirada...

Confío en ti y sé que eres fuerte...
Y que puedes vencer al hastío...
Asi es que... respira profundo,
y erguida continua tu camino...

Aprende de los errores,
asimila las experiencias
Atesora los éxitos obtenidos....
Y olvida esas penas amargas
que tanto daño te han causado...
Que te impiden seguir triunfando..


No te quedes en una mediocre obtenida,
pues es fácil y cómodo, no vallas a quedarte
a medio camino tirada sin sueños e ideal...


¡Vamos!....¡Adelante sé que tu puedes!
Recuerda que es mejor ser objeto
de admiración y respeto
por lo poco logrado...

Que ser por siempre motivo
lastima y compasión
sentirte vencida...
y por la sociedad ignorado...

tienes la última decisión,
elige si deseas ser una piltrafa humana
o una mujer de temple y recio corazón
que ha sabido vencer la desolación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada