ERRORES QUE MATAN EL AMOR DE PAREJA (PARTE I)

Temas relacionados:
Continuación del tema:

El tema de hoy trata acerca de los errores que se pueden cometer en las relaciones de pareja. Nosotros habitualmente llamamos "amor" a lo que en realidad es otra cosa, como puede ser la pasión, encantamiento, ilusión, idealización, porque en realidad el Amor es un sentimiento. Un sentimiento es algo que uno trabaja, cultiva, a lo largo de la vida.

Otra cosa es la pasión, la emoción o el gusto. Por ejemplo: me puede gustar el chocolate, como me puede gustar alguien. Pero después que me comí el chocolate, ya se acabó. Eso es acerca a lo que podemos llamar gusto o pasión.

La emoción y, más precisamente, la pasión son cosas que desbordan a las personas, y no sabemos cómo comportarnos o qué hacer. Nos desesperamos, abandonamos trabajos, dejamos estudios, derrochamos dinero, perdemos oportunidades, etcétera. Lo dan todo. ¿Por qué? Porque estamos apasionados.

Sin embargo, está el Amor como sentimiento, que es más complejo y más difícil de desarrollar. ¿Por qué es más difícil? Porque tiene una serie de elementos que habría que trabajar, pero que, lamentablemente, si nosotros revisamos nuestra vida, en ningún momento nos han dictado o hemos permitido que nos den alguna cátedra de ello.

No aceptamos que alguien nos platique sobre ello, hay una vanidad en nosotros de que alguien nos enseñe sobre el amor. Y entonces, lamentablemente, lo confundimos con pasiones, emociones, gustos, ilusiones o encantamientos como ya se ha mencionado. Es más, desde adolescentes, desde muy jóvenes, los jóvenes varones o mujeres se reúnen y se ufanan de tener determinados conocimientos, - lo cual confirma su inmadurez - conocimientos sexuales o el saber cómo seducir, enamorar, encantar. Otros jóvenes se sienten con cierto poder porque "atraen".

En Nueva Acrópolis, a la luz de la Filosofía, hemos querido abordar el tema porque la filosofía nos da muchas herramientas para la vida, para encontrarle un sentido a las cosas que estamos haciendo. Hay muchas frases o muchas situaciones que se presentan en las relaciones de pareja. No nos damos damos cuenta de que justamente son esos los errores que alimentamos y generar el posterior fracaso, separación y dolor:

"Yo lo voy a cambiar con mi amor"

Un error es pensar en esta frase, que se da con mayor tendencia en la mujer. Se encuentran con una persona con la cual se establece una relación de pareja o inclusive se llega al matrimonio. Encuentran algo que es un defecto. Entonces piensan, se convencen y dicen: "Yo, con el amor que le voy a dar, lo voy a transformar, lo voy a cambiar".

Hay que partir de la realidad de que cada uno de nosotros tiene una naturaleza, una manera de ver y de entender la vida. Si bien es cierto que podemos inspirar o tener la inspiración de una pareja, que nos mueve a hacer ciertas cosas, verdaderamente la capacidad de cambio para transformar un defecto o un aspecto negativo, va a depender de la misma persona que lo padece.

No porque hagamos determinadas acciones la otra persona va a cambiar. La decisión de cambio está en uno, y si uno no descubre esa decisión de cambio, no lo logrará.

Hay un complejo de "hombre sacrificado" o "mujer sacrificada": "yo me inmolo para que tú cambies", "porque te amo tanto te voy a cambiar". Eso puede pasar al principio, pero va pasando el tiempo y nos damos cuenta de que eso no cambia.


Violencia Psicológica


«¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu  hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y eh aquí la viga en el ojo tuyo? Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano»
Jesús de Nazareth

La violencia no necesariamente es física, puede ser psicológica, en la que se insulta, se trata mal; y esta situación se permite varias veces. Luego vienen las frustraciones. Empezamos a decir: "Los años que he dado, lo que yo he puesto de empeño para que esta situación cambie".

¿Por qué hacemos esto? Porque somos orgullosos, vanidosos, egoístas, violentos, etcétera. No nos gusta reconocer nuestros errores y no entendemos que con la pareja deberíamos ejercer un trabajo de equipo en donde debería haber una comunicación fluida.

«No deberíamos considerar los fallos de los demás, ni lo que los otros han hecho o dejado de hacer, sino nuestros propios actos cometidos u omitidos»
Siddharta Gautama

¿Por qué permitimos esto? Porque tenemos miedo a quedarnos solos, miedo a pensar que no vamos a tener a nadie. Es el querer "amor" a cualquier precio aun sin conocerlo y confundirlo con pasiones o impulsos.


Miedo a la soledad y la falta de comunicación

A veces uno oculta situaciones porque piensa que se va a quedar solo. ¿Por qué le tenemos miedo a la soledad? Es también una de las razones por las cuales formamos parejas casuales o repentinas. Fíjense cómo a veces ocurre que llegamos a casa e inmediatamente se quiere encender el equipo de sonido, el televisor. Es automático. ¿Por qué a veces no podemos estar en silencio? ¿Por qué no encontrar, en esos momentos de soledad, momentos de reflexión? Si yo estoy aturdido a lo largo de todo el día, es muy difícil que yo pueda realizar alguna reflexión sobre la vida.

Tenemos que saber encontrar gusto a esos momentos de soledad, y también a una buena conversación con esa persona con la cual uno está a gusto. Porque si no existe momentos de conversación con es persona que amas, existirá un pobre relación. Faltará calidad. Si justamente con la persona que amas, con quien vas a compartir tus sueños, tus derrotas de un día, tus frustraciones no puedes compartir todo ello, qué triste. Y también va a ser un error que tarde o temprano va a matar el amor, porque entonces, ¿para qué estamos juntos?.


Las relaciones rápidas

En nuestra época estamos muy acostumbrados a establecer relaciones muy rápidas. A veces uno pregunta: ¿Y desde hace cuánto tiempo conoces a tu enamorado? La respuesta es que hace una semana y que lo conoció por Internet. Que rápido! Con respecto a esto, hay leyes que tendríamos que aprender de la naturaleza: las cosas que suben rápido, caen rápido.

Las relaciones que empiezan rápido, se acaban rápido. Seguramente habrá excepciones. Es probable, pero esa es una excepción que confirma la regla. Lo normal, lo habitual, es diferente.

«Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.»
El Kybalion.

Esto es tomando en cuenta que muchas de las relaciones que empiezan rápido son solo a base de simples impulsos y hasta instintos. Eso no es amor verdadero, porque ninguno tomo las riendas y acepto a la pareja con sus actitudes sino fue algo llevado por el viento de los impulsos y prácticamente fue inconsciente.

¿Por qué hoy día hay tantos divorcios, separaciones? Porque hay una falta de conocimiento y de saber de verdad quién es el otro.  Porque la pregunta es: ¿Yo conozco todo de la otra persona? ¿Cómo se pone cuando se enfurece? ¿Cómo trata a las personas necesitadas? ¿Tiene algún pasatiempo productivo? ¿Cómo es cuando esta triste, cuando se deprime? Cuando no tiene dinero, ¿que hace? ¿le gusta gastar? Porque en este mundo materialista el dinero a tomado tanta importancia que este es una de las situaciones más típicas de conflicto. Hay estadísticas que indican que un gran porcentaje de rompimientos matrimoniales son por dinero.

Todo es casi perfecto si tenemos dinero o comodidades, pero cuando no hay dinero surgen las discusiones acaloradas. En esos momentos críticos se conoce a la pareja. Aparecen los reproches y culpas: "lo que pasa es que tú eres derrochadora", "lo que pasa es que tú sales con tus amigos". Es un ataque cruzado; cada uno hecha la responsabilidad al otro. Esto no debe ser así, para empezar si uno encuentra actitudes que no favorecen a la relación se debe solucionar en este mismo momento. Por algo es tu pareja, porque hay confianza!. Pero claro como va a ver confianza si no lo conoces lo suficiente. ¿Valla enredo no?.

Tenemos que ser capaces de poder conocer y comprender profundamente a la otra persona. Después encontramos sorpresas: "Yo no sabía, ¿así eras tú?" Hay secretos que no se conocen y generan conflictos, dolores, porque no se fue sincero.

Después de todo, si de verdad nos amamos, tenemos que compartir las cosas en general, no los detalles de lo que hemos vivido, pero sí a las situaciones generales, experiencias que podamos haber vivido ya sean positivas o negativas, lo que hemos aprendido a lo largo de los años, las equivocaciones que hemos tenido.

Comparar mi relación actual con otra del pasado

Esto es un error fatal. Y decimos "mi ex era cariñoso", "mi ex tenia un mejor trabajo", "mi ex cocinaba mejor", "mi ex hacia más ejercicio". Estas situaciones maltratan mucho. No podemos comparar. No es leal ni correcto. Cada relación es única, que ser humano es único, cada uno tiene una virtud, tiene algo que dar, tiene algo que contribuir. Hay relaciones de pareja que durante años han permitido que estén viviendo a la sombra de una persona del pasado. Claro no esta físicamente, pero ahí la tienen. No podemos permitir que eso suceda bajo ningún pretexto. Ademas, por algo es "la relación del pasado": Porque fracasó. Las relaciones del pasado tienen que servir únicamente para aprender de las experiencias o de los errores que hayamos podido cometer para no volverlos a repetir; de ninguna manera para compararla con la relación actual.


Buscar imponerse a la pareja y tener el dominio

Es otro error. ¿Quién tiene el liderazgo en la relación? Esta situación genera también conflictos. "Es que yo mando acá porque soy el varón". "No, este es un matriarcado", dice la mujer. ¿Por qué discutimos sobre quién manda a quién? Si nosotros queremos encontrar un rumbo común, seguramente habrá situaciones donde él decidirá o ella decidirá.

Claro, viene otro error, y es pensar: "Es que yo traigo el dinero, ¿Cómo me va a quitar el poder?". Porque también ésa es otra manera de generar poder: "Yo traigo el dinero, yo trabajo. Por lo tanto, me aguantas". Impresionante. ¿Por qué tengo que aguantar?.

" Quien se desdobla quedará entero. Quien se inclina será enderezado.
Quien esta vacío será llenado. Quien anda andrajoso será adornado.
Poseer poco es adquirir. Poseer mucho es el error.
Por eso el sabio está consigo mismo y se vuelve arquetipo del mundo.

No se luce y por eso resplandece.
No se justifica y por eso brilla.
No se alaba y por eso es alabado.
No se exalta y por eso es exaltado.

Como no rivaliza con nadie en el mundo no hay quien compita con él.

Ciertamente, no son palabras vanas el antiguo dicho: "Inclínate, y estarás completo."
Más aún: si has alcanzado realmente la plenitud, todas las cosas acudirán en tropel a ti. "
Lao Tsé

También se da una gran inseguridad de parte de ella: "Si yo me peleo o me divorcio, no tengo dinero". Eso no es una relación profunda y real. Es una relación de manipulación: "Yo te pago, tú aceptas y vivimos juntos".

Habría que cuestionarnos y preguntarnos sobre el tipo de relaciones que tenemos o que esperamos tener. Es mejor dar marcha atrás sobre un camino cuando recién se está empezando, que querer hacerlo cuando ya se ha recorrido bastante tiempo.

Para algunas cosas podemos ser buenos y para otras cosas no. Tenemos que empezar partiendo de eso: en nuestra relación de pareja o de matrimonio, qué vas a hacer tú y qué voy a hacer yo, y en qué vamos a contribuir. Se empieza a generar una comunicación interesante, porque no somos iguales, somos diferentes.

La pareja debe trabajar junta, como un equipo, y contribuir lo mejor para que la relación amorosa crezca, de no ser así, porque alguno o ambos de los integrantes de la relación dedica la mayor parte del tiempo en satisfacer su ego simplemente no es un amor verdadero y a duras penas durará.

0 comentarios: