domingo, 5 de agosto de 2012

Consejos prácticos para lograr una sana tensión interior

Temas relacionados:

En una sociedad donde "el tiempo se hace más corto" a medida que nos hacemos adultos, hay una serie de cosas que descuidamos en el sentido de que no exploramos o no intentamos comprender, simplemente los pasamos por alto salvo cuando tenemos problemas con ello, como por ejemplo nuestras emociones y nuestra salud. En las siguientes líneas se expondrán algunos consejos prácticos para lograr una sana tensión interior.

  • Comienza el día con alegría y con optimismo que es la piedra angular del éxito.
  • Mientras te duchas, imagina que te limpias de pensamientos y emociones negativos.
  • El desayuno es fundamental. Toma jugos y extractos sin colar, son más nutritivos.
  • Bebe 1 a 2 litros de agua al día, así renuevas el agua de tu cuerpo y te mantienes saludable.
  • Antes de elegir un alimento no te preguntes si te va a gustar, sino si te va a alimentar
  • Durante el trabajo administra las pausas.
  • Respira profundamente, muévete, estírate, relájate en cualquier lugar, te tomará pocos segundos y sus beneficios son múltiples.
  • Cierra los ojos y déjate llevar («aflójate») durante unos minutos.
  • En tu intermedio, si puedes, duerme durante algunos minutos o realiza meditaciones breves. Dialoga contigo mismo.
  • Escucha música que brinde serenidad.
  • Libera la mente buscando alguna respuesta práctica a las cosas que te preocupan.
  • No te imagines lo peor. Acepta las actuales circunstancias, confía en el futuro.
  • En casa, sé afectuoso con quienes te rodean. No olvides acariciar a tu perro o a tu gato.
  • Toma una buena ducha.
  • Dedícate a un buen pasatiempo que desarrolle tus otras habilidades: deportes, dibujo, pintura, manualidades, diseño, jardinaería.
  • Anímate, ríete, canta, baila. No necesitas un motivo, solo decide hacerlo.

Para el fortalecimiento psicológico:


Séneca dijo: "Aquel hombre a quien el dolor nunca educó, siempre será un niño"
El triunfo es para los hombres fuertes interiormente. Y para ser fuerte interiormente se necesita:
  • Fe en sí mismo. Sentirse capaz es confiar en que, aunque pierdas una batalla, ganarás la guerra.
  • No pierdes cuando pierdes una lucha, sino cuando decides no seguir luchando.
  • Valor. Capacidad de enfrentarse al peligro. No consiste en carecer de miedo, sino en superarlo. Para ello es necesario el conocimiento de sí mismo y del desafío que enfrentamos.
  • Confianza en los demás. Ver el lado bueno de la gente que nos rodea. Sin confianza no podrías enfrentar nada positivo para ti y los demás.
  • No sentirse abandonado a la suerte, comprender que todos tenemos un propósito en la vida.
  • Si haces el mejor de tus esfuerzos y no logras vencer, nunca te sientas derrotado: Cada experiencia encierra una enseñanza por lo menos de lo que no debemos hacer. Por ello, cada circunstancia, por difícil que sea, tiene un valor en la medida en que logremos aprender de ella. Así, después de cada momento doloroso nos encontraremos más fuertes y mejor preparados para el próximo desafío.
  • La vida es hermosa cuando está llena de satisfacciones. Y éstas se alimentan de victorias y de experiencias bien aprovechadas.

En el siguiente tema se hablara de la Inteligencia y de porque es tan importante tener las emociones saludables..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada