miércoles, 12 de octubre de 2011

El anhleo de triunfar

Temas relacionados:

En todos los tiempos el éxito ha sido una meta, aunque no siempre se ha considerado al éxito de igual manera. Lo que señalaba el triunfo hace un siglo o unas décadas atrás, hoy bien puede ser un anhelo desenfocado y pasado de moda, mientras que otras ambiciones han ocupado el lugar de las anteriores.

Últimamente el triunfo está delimitado por el prestigio social y el poder económico. No es de extrañar que los jóvenes sobre todo, dirijan sus aspiraciones hacia esas fórmulas de éxito si quieren integrarse en las sociedades en las que viven. Hoy una carrera suele elegirse en función al prestigio y la riqueza que otorgan. Aumenta la lista de carreras que ofrecen un éxito rápido y abundante, una posición social entendida como sólida y duradera.

Si éstas fueran verdaderamente fórmulas para triunfar en la vida, debería haber muchos más seres felices de los que encontramos.  A menos que aceptemos que una cosa es el triunfo y otra la felicidad.

¿Debemos, tal vez, plantearnos otros estilos de triunfo que, si bien no se ajustan a las modalidades aceptadas, pueden llegar a ser más efectivos?.

Proponemos unas sencillas claves para lograr un triunfo más humano, más estable, más acorde con nuestros sueños y aspiraciones.

"Si quieres que tus sueños se hagan realidad, despierta"
  • No basta con soñar para convertirse en un triunfador. Hay que desarrollar la voluntad de acción.

  • "Solo a través del conocimiento propio puede el hombre participar en la comunidad moral y cumplir con su función en el gran diseño del universo."

  • Conocerse a sí mismo. Mal podemos enfocar un trabajo provechoso si no sabemos quiénes somos, cuáles son nuestras habilidades y posibilidades.

  • "Compórtate siempre, en todos los asuntos, grandes y públicos o pequeños y privados, de acuerdo con las leyes de la naturaleza. Cuando lleves a cabo una tarea, como darte un baño, hazlo tan bien como puedas, en armonía con la naturaleza. Cuando comas, hazlo tan bien como puedas, en armonía con la naturaleza, y así sucesivamente."

  • Poner luz y entusiasmo en todos los sitios –externos e internos- en los que estamos.

  • Hacer bien todos los trabajos que emprendemos, no por el premio que podamos recibir sino por la satisfacción de comprobar nuestra propia eficacia.

  • "Lleva a cabo un trabajo útil manteniéndote indiferente al honor y a la admiración que tus esfuerzos puedan suscitar en los demás."

  • Recordar los pequeños triunfos. Esto reforzará nuestra seguridad en nosotros mismos. “Si pude ayer, podré mañana”.

  • "Las pruebas que soportamos pueden y deben darnos a conocer nuestra fuerza."

  • Concebir las dificultades no como problemas, sino como pruebas para nuestra inteligencia y nuestra voluntad.

  • "La gente prudente mira más allá del incidente e intenta crearse el hábito de sacarle provecho."

  • Estar atentos para aprovechar todas las oportunidades.

  • "Lleva a cabo todos tus impulsos generosos. No los cuestiones, especialmente si un amigo te necesita; actúa en su nombre. ¡No dudes!."

  • Esforzarse en comprender y en ayudar generosamente a los otros pues es la mejor forma de sentirse a gusto con uno mismo.

  • Buscar el sentido de la vida y tratar de encontrar el de la nuestra. Nada sucede al azar...

Quien pueda alcanzar estos logros es realmente un triunfador.  Y aunque nadie lo confiese porque la moda no lo permite, a todos les gustaría alcanzar este estilo de éxito.

La Organización Internacional Filosófica Nueva Acrópolis te invita a obtener un triunfo fundamental: el del conocimiento de ti mismo y de tus poderes interiores. El Curso de Filosofía y Metafísica te enseña a reflexionar para que puedas decidir siempre lo mejor para tu vida y tu entorno. Nos basamos en las enseñanzas prácticas de los hombres más sabios de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada